La UGT carga contra Macías: califican su conducta como «reprochable», pese a estar procesados por defraudar 40 millones

Este medio ha tenido acceso a una de esas cartas dirigidas a Pepe Álvarez, en la que un afiliado a la UGT desde 1981 le expone las razones por las que el sindicato debería retirar la acusación contra Roberto Macías como una medida de regeneración sindical y salud democrática.

Este afiliado le realiza una serie de preguntas a José María Álvarez, secretario general de UGT. La primera de ellas busca encontrar las razones por las que el sindicato interpuso una querella contra Roberto Macías por revelación de secretos por alertar de un presunto caso de malversación de fondos públicos, y la razón por la cual el sindicato se mantiene como acusación particular en un caso de denuncia de corrupción. El afiliado es claro en este aspecto, si no hay motivos «¿por qué no desisten del procedimiento como acusación particular?», sobre todo porque, según indica la carta, la realidad demuestra que en la «investigación seguida se acredita la presente malversación de fondos públicos por parte de los investigados, como miembros del Comité de UGT-A, en colaboración con otros empresarios investigados».

El afiliado, además, pregunta a Pepe Álvarez si resulta razonable que un sindicato «maltrate a un trabajador que está colaborando con la Justicia en el esclarecimiento de una malversación de fondos públicos […] ¿Qué intereses extraños pueden esconderse con esta querella?», afirma la carta.

El afiliado, acaba de recibir la respuesta a su misiva por parte de Rafael Espartero García, Secretario de Organización de UGT, calificando como «conducta reprochable» la actuación de Roberto Macías.

Sin hacer ninguna crítica a la conducta de una cúpula ugetista que durante más de 15 años dirigió el sindicato en Andalucía, y que acaban de ser procesados por defraudar  40.750.047,74 euros, de los expedientes de subvenciones concedidas por la Dirección General de Formación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía.

El Secretario General de UGT, Pepe Álvarez, reclama la presunción de inocencia para los suyos en el caso de los 40 millones de dinero público desviado, pero no ha movido un dedo ante el clamor estos días en las redes de asociaciones de «alertadores» anti corrupción para que retirasen la acusación y petición de pena de prisión contra Macías.

Por su parte, el secretario general de UGT, José Álvarez, ha destacado este jueves la ejemplaridad de UGT de Andalucía, asegurando que ya se depuraron las responsabilidades políticas y ningún directivo actual tuvo responsabilidades en el periodo de las presuntas facturas falsas del sindicato.

En una entrevista en TVE, Álvarez ha afirmado que «la organización asumió las responsabilidades y ha colaborado con la justicia en «todo lo que le han planteado».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *