La Junta solo ha recuperado 25.500 euros de los 40.750.047,74 euros defraudados.

La ex presidenta andaluza, Susana Díaz (PSOE), aseguró hace más de seis años (10 de octubre de 2013), que la Junta recuperó 25.500 euros de facturas cobradas indebidamente por UGT, una por una comida sindical en la Feria de Abril de Sevilla y otra de un acto el Instituto Andaluz de la Mujer (IAM).

La ex presidenta del Gobierno andaluz subrayó que dicha actuación se enmarcaba dentro la labor de la Junta para combatir la corrupción, y ha agregado que están inmersos en «todos los procedimientos de reintegro para recuperar hasta el último euro» cobrado de forma indebida en Andalucía.

En este punto, la opacidad y hermetismo es total por parte de la Junta de Andalucía, que viene ocultando las cantidades que recuperadas y reclamadas al sindicato hermano del PSOE.

Tras las revelaciones periodísticas en el año 2013, la Junta comenzó a revisar las subvenciones que le había concedido al sindicato para detectar posibles anomalías y abrió al menos 34 expedientes de reintegro correspondientes a 34 ayudas distintas.

Uno de los últimos datos facilitados en octubre del año 2014 por el entonces consejero de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, el socialista José Sánchez Maldonado, fue que la Junta estaba en esa fecha reclamando a UGT Andalucía la devolución de 15,3 millones de euros de los 26 millones concedidos entre 2008 y 2011 dentro de las 21 subvenciones con irregularidades destapadas por la prensa andaluza. En diciembre de 2016, Sánchez Maldonado dijo en el Parlamento andaluz que había otros seis expedientes de reintegro en los que la Junta reclamaba a UGT-A la devolución de ayudas para cursos de formación, pero en ningún momento aclaró la cuantía que se exigía al sindicato. El silencio de la administración es clamoroso, sin facilitar este dato para tener una visión de la magnitud del fraude.

De hecho, los 15,3 millones de euros que la Administración solicitaba en 2014 han ido al alza durante estos años, si bien el Gobierno andaluz nunca ha querido aclarar la cuantía millonaria. Por tanto, la administración oculta las cantidades desviadas por la Federación Andaluza que lidera Carmen Castilla.

Han tenido que pasar cinco años para obtener  una nueva cifra: La Consejería andaluza de Empleo ha enviado a  UGT un requerimiento para la devolución de 12,5 millones de euros por las ayudas a la formación que el sindicato recibió en 2007. El importe total, según adelantó la cadena Ser, asciende a 18 millones por la suma de los intereses devengados desde su concesión. 

Pero nadie aclara la cuantía final que la administración andaluza reclama al sindicato. No hay un dato oficial sobre las cantidades reintegradas por la UGT a la Hacienda Andaluza.  Tendríamos que remontarnos hasta octubre de 2013 para obtener la cifra de 25.500 euros que aseguró haber recuperado Susana Díaz Pacheco.

Por otra parte, cabe destacar que el juez de Instrucción número 9 de Sevilla ha decidido continuar como procedimiento abreviado la causa abierta contra el exsecretario general de UGT-A Francisco Fernández Sevilla y otras 14 personas por presuntos delitos de fraude de subvenciones y falsedad en documento mercantil.

En la resolución el juez concluye que «el cómputo global de las cantidades defraudadas» en los expedientes de subvenciones concedidas por la Dirección General de Formación de la Consejería de Empleo de la Junta de Andalucía a la organización sindical en los que se ha contado con la información documental necesaria «asciende a 40.750.047,74 euros«.

En definitiva, la Junta de Andalucía ha recuperado “calderilla” del caso de las facturas falsas de UGT Andalucía. Pero la UGT justifica que en su momento, se adoptaron las responsabilidades políticas, sin hacer ninguna mención a las cantidades reintegradas y reclamadas por la Junta de Andalucía. Un dato que siguen ocultando en la central sindical que dirige Josep María Álvarez.

Un comentario sobre «La Junta solo ha recuperado 25.500 euros de los 40.750.047,74 euros defraudados.»

  1. Que poca vergüenza tiene la gente robar de esa manera y tener la cara de mirar a las personas y decir que que no han echo nada
    Son todos ladrones de guante blanco
    Y sinvergüenzas como la copa de un pino
    Pero que tenian que estar en la carcel hasta que devolvieran todo lo robado a fuerza de trabajos forzados en una cantera y veras como no roba nadie mas pero como no les pasa nada van a ver quien se lleva mas dinero
    Bueno tambien se lo pueden gastar todo lo robado en medicinas genericas que son mas baratas y tienen para mas tienpo y mas enfermedades
    Ala ya va bien apañados
    Claro se me olvido eso seria si hubiera justicia que no la hay eso es otra cosa peor que lo antrior que tenemos unos jueces comprados y cagados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *