El padre de Roberto Macías: «La UGT está matando en vida a nuestro hijo»

El padre de Roberto Macías, ex administrativo de la Federación Andaluza de UGT, denuncia a través de un vídeo que reproduce ABC, la delicada situación de su hijo.

A sus 73 años de edad, Marco Antonio Macías, se muestra visiblemente preocupado por el proceso penal que enfrenta su hijo. Desde México, quiere condenar que: «un sindicato corrupto, la UGT, le está robando la vida con un injusto proceso penal» y lo «quiere meter en la prisión».

Marco Antonio Macías muestra su angustía por que se quiera «condenar» a un padre de familia «ejemplar y honesto» a «una vida de exclusión y miseria». Esta organización, asegura, «persigue al único hombre que ha colaborado con la Policía y que destapó su repugnante corrupción».

El sindicato UGT en Andalucía empleó irregularmente más de 41 millones de euros en subvenciones de la Junta para cursos de formación en gastos del sindicato que «no eran subvencionables», según un informe del perito judicial que ha analizado la justificación de los expedientes de ayudas. La Unión General de Trabajadores de Andalucía recibió más de 102 millones de euros a través de 32 subvenciones durante tres años que están bajo sospecha del juez.

El padre de Macías concluye con su vídeo pidiendo a los españoles que no abandonen a su suerte a su hijo.

2 comentarios sobre «El padre de Roberto Macías: «La UGT está matando en vida a nuestro hijo»»

  1. A Roberto Macías y a su familia no les vamos a dejar tirados. Hay personas que valoramos su honradez, valentía y principios morales. Merece nuestro apoyo.

  2. Tienen razón UGT Y CC.OO SON CORRUPTOS SINVERGÜENZA DESGRACIADOS PERROS SINVERGÜENZA DESTRUYENDO NUESTROS SACRIFICIOS NUESTRO TRABAJO Y DE NUESTROS HIJOS DESGRACIADO MALDITO DESGRACIADO LOS CONTRATOS DE TRABAJO
    SON UNA BASURA PERO NO ES LO PEOR QUE EL SUELDO QUE TENEMOS ES UNA BASURA YY HAY DESPIDOS CADA HORA EN LOS TRABAJO LOS TRABAJADORES VAN CON MIEDO AL TRABAJO PORQUE PIENSAN QUE SERA EL PRÓXIMO ES UN VENGANZA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *